miércoles, 23 de diciembre de 2015

Feliz navidad

Supongo que un día es tan bueno, o más bien tan malo, como cualquier otro para mandar a una persona a la mierda, pero aún así mi cabeza ofuscada no podía parar de preguntarse por qué habías escogido la primera navidad que pasaríamos juntos.
Me sequé las lágrimas con la manga y supliqué una respuesta. Técnicamente supongo que una carcajada es una respuesta.
Pensé en el árbol en el que descansaban la tablet que querías, el reloj que te vi curioseando hace dos semanas y el anillo de matrimonio que no pude permitirme seis meses antes cuando empezamos a compartir techo tras un frío encuentro de quince minutos con el notario.
El plan de recibir el año con la boda de tus sueños se había complicado ligeramente, me dije con sorna.
Seguí ahí, de rodillas, viéndote lanzar cosas en la maleta mientras me preguntaba qué diablos había pasado y cuándo.
En la planta de abajo se enfriaba la cena: Un pavo tan muerto como lo nuestro. Supongo que tu gélida mirada será mi único postre esta noche.
No pude evitar preguntar si había alguien más. Al principio pensé que no me habías escuchado pero luego contestaste que sí había alguien mas.
Un hombre de verdad, añadiste separando tus manos unos treinta centímetros mientras me lanzabas otra de esas horribles muecas que pretendían ser risas.
Cerraste la maleta como pudiste y bajaste las escaleras resoplando de rabia y esfuerzo.
Soy tan imbécil que me ofrecí a llevarla. Eres tan miserable que aceptaste.
Cuando llegamos a la primera planta el gato se asustó y se bajó de la mesa.
Me quitaste la maleta y abriste la puerta. El polarizado impedía ver al conductor del vehículo que te esperaba afuera, pero no me hacía falta. Cualquiera reconoce el auto de su mejor amigo.
Te giraste para lanzarme las llaves de casa y me dijiste feliz navidad mientras me guiñabas un ojo y dabas un portazo.

Feliz navidad contesté a la nada.

1 comentario:

  1. Me gusta el texto, pero no el interlineado que hace difícil la lectura incluso con gafas de "ver".
    Sé bueno y que hayas encontrado una Maga para recibir los regalos que hayas merecido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar